Muchas veces oímos a nuestro asesor hablar del certificado digital, y puede ser que no sepamos ¿qué es? o ¿para qué sirve?, en este post de damos algunas claves.

El certificado digital es un documento digital que contiene nuestros datos identificativos que están autentificados por un organismo oficial. Confirma nuestra identidad en internet como Persona Física, y te permitirá hacer cualquier gestión administrativa en un Organismo Oficial, sin tener que hacer colas, tan sólo necesitas tenerlo instalado en tu ordenador y podrás firmar de forma electrónica cualquier solicitud que tengas que presentar.

Se presenta en formato archivo que nos descargaremos siguiendo una serie de pasos dentro de la página web de la Real Casa de la Moneda Fábrica Nacional de Moneda y Timbre.

  • Primero, asegurarnos de estar usando el navegador adecuado, en este caso será: Mozilla Firefox, Internet Explorer, Google Chrome, Safari, los últimos suelen dar mas problemas, por lo que os recomendamos el primero de todos.
  • Después, solicitar vía internet el certificado digital, donde se te abrirá una nueva pestaña solicitando los siguientes datos: NIF, primer apellido y correo electrónico, en el cual, recibirás el código de solicitud.
  • El siguiente paso será acreditar tu identidad junto al código de solicitud en cualquier Oficina de Registro.
  • El último paso será acceder de nuevo al navegador y desde el mismo podrás instalar el certificado digital, y guardar una copia en una memoria externa.

 

Estos serían los pasos a seguir en caso de un contribuyente como persona física, para el caso de una sociedad hay varias alternativas:

Obtener una nota del registro mercantil actualizada, y junto al código de solicitud personarte en la Administración de la Agencia Tributaria, y posteriormente ya podrías descargarlo en tu ordenador.

O bien,  solicitarlo con el certificado digital del representante o administrador, en cuyo caso bastará con el código de solicitud, y no tendrás que personarte en la Agencia Tributaria.

 

Entre las utilidades del certificado digital encontramos:

  • Realizar una multitud de gestiones ante la Administración Pública, Entidades Financieras y otros Organismos Internacionales.
  • Intercambiar información de más rápida y puedes llegar a consultar expedientes sin tener que desplazarte
  • Evitar la duplicidad de documentos y es imprescindible para conseguir la firma digital.
  • Realizar todo tipo de tramites con la Agencia Tributaria (declaración de la renta.
  • Sirve para presentar cualquier tipo de impuesto, en algunos casos, ya obligatorios hacerlos por internet, así como,  consultar devoluciones o aplazamientos, cualquier información fiscal y laboral

Para finalizar, indicaros que sii eres una persona física, el certificado digital no te costará nada, más allá del desplazamiento a la Oficina de Registro. En cambio, si eres una persona jurídica el coste es de 24€ para un administrador único o solidario, 12€ para una persona jurídica y gratuito si es una entidad sin personalidad jurídica.

Desde la aprobación del Reglamento 910/2014, todos los certificados digitales de personas jurídicas que se han emitido, bajo este Reglamento, ya tienen un coste, los anteriores se mantendrán vigentes hasta su caducidad.

Ahora la Casa de Moneda Timbre se conecta directamente con el Registro Mercantil, para la comprobación del representante, por tanto, nos ahorramos pedir la nota simple en el registro y el desplazamiento a la oficina de la Agencia Tributaria.

 

Fuente: FMNT