¿Necesitas un asesor para hacer la renta 2018 ? Conoce las ventajas de contratar sus servicios.

Es el impuesto más importante del año, todos los ciudadanos estamos obligados a presentar la renta dos mil dieciocho para rendir cuentas sobre los ingresos que obtenidos a lo largo del año pasado y hay multitud de cuestiones a tener en cuenta para que el resultado sea el más favorable.

Contratar el servicio de un asesor para presentar tu declaración puede suponer  ahorrarte un buen dinero y es que al  conocer los últimos cambios legislativos.,los gastos deducibles, o las nuevas deducciones no es algo que esté al alcance de cualquier. Analiza todos estos datos  y pregúntate si no merece la pena contratar a un asesor para que haga tu  declaración de la renta por ti.

La información que se presenta en el borrador debe ser la más actualizada posible, pero en todos los casos,  la Agencia puede no disponer de todos los datos con trascendencia en la declaración  y estos son los que que el contribuyente debe incorporar a la propuesta de declaración.

Datos como  cambios en la unidad familiar , datos con respecto al patrimonio  o cualquier otro de importancia para la declaración de la renta dos mil dieciocho debes incluirlo.

Hay que prestar especial atención a inmuebles y sus referencias catastrales,  arrendamientos de inmuebles ,aportaciones a planes de pensiones, cuotas sindicales, percepciones por subvenciones ,deducciones familiares y por maternidad, deducción por  inversión en vivienda habitual.Conocimiento de las nuevas deducciones, lo normal es que no estés al día de las nuevas deducciones   y si no las conoces ,  ¿sabes que pueden beneficiarse de ellas?

Algo que nunca se le va a pasar a un  asesor ya que está al día  de las novedades fiscales  que pueden afectarte. Las últimas conocidas son la reducción del IRPF para la maternidad la paternidad y el cheque guarderías, personas con  discapacidad a cargo y familia numerosa.

Para un autónomo es importantísimo conocer cuales son sus gastos  deducibles y cuáles no. Se consideran gastos deducibles aquellas inversiones que realizas en compras de bienes o servicios para poder desarrollar tu actividad económica.